Fotografías de autor

Fotografía social

Fotografía de producto

miércoles, 31 de diciembre de 2014



Así como al año 2013 tenía unas ganas enormes de darle carpetazo con  la última campanada de las uvas, para este 2014 mi deseo es que se quedase un pelín más. Y eso que el 14 es un número que no me gusta nada, pero poco importan las cifras y las supersticiones cuando la vida y tú mismo la vas encaminando hacia donde te lleva el corazón.

Es verdad que hay cosas que vienen solas, otras que simplemente te las buscas, otras que suponen un golpe de suerte e incluso las que te cambian tus propios esquemas. Para mí el 2014 ha sido un año de tachar espinitas en la lista. Un año en el cual no esperaba realizar todos los sueños que he realizado simplemente porque me había propuesto focalizarme en otros, como mi ansiado viaje a Japón. No he tenido ocasión de cumplirlo, pero ayer lo pensaba en la ducha, para mí el país nipón es un lugar que actualmente no tiene tanto significado, era fruto de un sueño compartido que se fue esfumando hasta tal punto que de momento ha quedado guardado en un cajón hasta que recobre otra fuerza.

Con mi tía Marisa y mi prima Mari Carmen en Deiá

Por ello, en este año, han ido surgiendo otros viajes que llevaban mucho más tiempo en mi memoria. He podido conocer una zona de Cantabria que tenía olvidada; he caminado por la Ruta del Cares (para mí una de las mejores experiencias vividas en toda mi existencia); he conocido por fin el pueblo de Deiá y su comarca de la Tramuntana, cuyos despertares inmersa en el valle ya forman parte de mi recuerdo más preciado; he pisado África, ¡al fin! para descubrir una zona de Marruecos que va cobrando más fuerza en mis pensamientos cada día; he recorrido finalmente La Toscana, no sin antes hacer una visita a mi querida Roma, por cuarta vez y sumando historias que contar en la Fontana de Trevi; he vuelto a mis lugares fetiche de Cáceres; a mis raíces por parte de padre conociendo pueblos que no sabía existían como Las Minas de Horcajo o las extraordinarias Tablas de Daimiel (que sí conocía pero nunca las había visitado); he encontrado joyitas como Cívica en Guadalajara; y rincones antes no visitados en Cuenca, Madrid, Ávila, Salamanca, Segovia; y para finalizar he vuelto a mi Oporto del alma, ciudad preciosa en el norte de Portugal que me ha enamorado una vez más.

Con mi hermana Patri en el Valle de Ourika
En lo profesional he seguido con mis colaboraciones en blogs de internet, he asistido a talleres, participado en mesas redondas, he conocido a Bill Viola, Stephen Shore, Ramón Masats o Isabel Muñóz entre otros, he cubierto PHotoEspaña un año más y el congreso de iNight, he realizado dos exposiciones individuales y he conseguido llevar la fotografía social a otro nivel gracias al equipo formado con 3DFOTO. Para 2015 seguimos con los proyectos y las ganas de seguir avanzando, porque son muchas y porque nos encanta nuestro trabajo.

Con mis amigos en Oporto

En lo personal, me he sentido arropada por quienes comparten la vida conmigo, aquellos que me hacen reír y me acompañan cuando caigo y cuando me levanto, con mi familia siempre al pie del cañón, pero sobre todo por una persona que me fue ganando a pasito a pasito aunque me enamorase su sonrisa desde aquel momento en que le mire por primera vez. A todos ellos, a quienes me han acompañado en mis viajes y a quienes están ahí siempre con palabras de apoyo y cariño, gracias por formar parte de este mágico 2014. 


Con mi chico en Peñafiel

No queda mucho más que decir, sino terminar con una reflexión, porque no importan las ideas que tengamos en mente, sino cómo las personas que nos rodean y los pequeños momentos azarosos nos van conduciendo por sendas insospechadas. Así que para el año que comienza mañana, me dejaré llevar cómo lo he hecho hasta ahora e intentaré disfrutar de cada minuto con una sonrisa, la misma que no me ha faltado durante estos últimos 365 días de un 2014 que se escapa...



lunes, 22 de diciembre de 2014



Pocas veces las luces de un escenario se han encendido para mí, aunque me llamen artista. Sin embargo, las del quirófano se han encendido unas cuantas. Es la primera vez que hago ésto. La primera vez que escribo sobre mis males internos. Los físicos, supongo, porque sobre el amor, el desamor y la soledad he debido escribir muchas veces.

Aunque esta debe ser la primera vez que hablo sobre ello sin esconderlo en un papel que jamás ha salido a la luz, o que ha quedado atrapado en conversaciones por chat. Debe ser también la primera vez que lo expreso sin metáforas. Escribir me relaja, me hace dejar de usar los caminos de la mente en un recorrido que no tiene fin. Al menos los puntos finales cuando escribo me sirven para decir ¡ya basta!

Mañana entraré en un quirófano por octava vez. Entre tantas veces, alguna vez pensé que entraría para ser madre, aunque cambiase ese espacio por un paritorio. Pero no, sigo entrando para lo mismo, para que me quiten cosas. Esas cosas que por añadido nacieron conmigo o que se fueron uniendo a mí para después irse lejos (a un cubo de basura o a un laboratorio, las ratas terminan siempre en los mismos lugares).

Quizá mañana entre para la operación menos complicada de todas, aunque sí la más dolorosa, que me dejará de nuevo marcada. Una vez vi una imagen del torso de Andy Warhol totalmente rasgado. A veces pienso que no voy a parar hasta verme así. Aunque por dentro muero de miedo, un miedo supersticioso, gafe o lleno de masoquismo. Aún no he sabido determinar qué le pasa a mis pensamientos para llevarme una y otra vez hacia la catástrofe. 

He estado un año pidiendo una tregua, como aquella que me tuvo desde 2003 sin pisar un quirófano, no ha podido ser. Cierro un año capicúa. Entré en enero para quitarme una piedra que estaba fastidiándome un riñón sin hacer ruido, mañana entraré para que me quiten un papiloma del pecho, ya me está doliendo la mamografía para el momento en que me introduzcan el arpón.

Bromeando con Patri hemos pensado si no podrían ponerme música, como la que ahora escucho mientras escribo este post. He dicho, bueno, ya que me van a tocar la mama, al menos que enciendan unas velitas, que me sirvan una copa de vino, que haya un poco de romanticismo. Con la sonrisa de esta tontería pasando por mi mente, me voy a la cocina a tomar un vaso de leche con galletas, que a las doce tengo que empezar el ayuno. ¿Alguien sabe por qué siempre se comienzan los ayunos a las doce de la madrugada? Yo debería saberlo, después de tantas veces...










martes, 16 de diciembre de 2014



Queremos premiar a nuestros seguidores y celebrar este fin de año que nos ha reunido como socios en 3DFOTO, con el sorteo de una cámara instantánea FUJIFILM a través de nuestra FAN PAGE de Facebook y un descuento del 30% en nuestras sesiones (incluye bodas completas y comuniones) para el segundo premiado.

Queremos seguir creciendo y que nos conozca más público para así tener oportunidad de ofrecer muchísimas más actividades en 2015. Nuestro lema es compartir gracias a la fotografía, madurar con vosotros, poner todo nuestro alma en los trabajos que vamos realizando, ir más allá de la superficie fotogénica, traspasar sentimientos, provocar sonrisas e ilusión, hacer que disfrutéis.

Esta aventura no sería posible sin vuestro apoyo, gracias, os esperamos.

martes, 9 de diciembre de 2014



Y por fin llegó el día de la esperada exposición. Desde que me enteré en marzo, todo esto me pareció muy lejano, pero el tiempo pasa y aquí estamos de nuevo para ofrecer una muestra que se ha ido perfilando gracias a esas fotografías de corte pictórico que he realizado en mis viajes durante el año 2014.


















Una muestra de la cual estoy muy satisfecha y contenta al mismo tiempo y que tenía muchas ganas de compartir con mis allegados. La inauguración tuvo lugar el pasado viernes. En ella pude encontrarme con mis amigos y familiares que hacía tiempo no veía, pudimos degustar las recetas que había preparado para picotear, y sobre todo hablar de fotografía y emocionarme contando las historias que hay detrás de cada foto.

Además, había encargado galletas con la impresión de algunas fotografías de la muestra, realizadas por Merendando galletas, las cuales fueron el regalo perfecto para los invitados que se dieron cita. Si no conocéis la tienda, os animo a visitarla (Travesía de San Mateo, Alonso Martínez). Un espacio encantador y mucho arte en torno a esta sensacional merienda.

Mis gracias para el Centro Cultural de Hortaleza, en especial a su director, Javier, por haber confiado en mi trabajo. A todos aquellos curiosos que se acercaron e hicieron una visita y sobre todo a mi gente, los que me acompañan siempre en mis viajes por esta aventura de exponer. Estará abierta todo el mes de diciembre en horario de 9 a 21h, excepto festivos. Si la visitais, no dejéis de dejarme una firmita en el libro de visitas o un tuit con el hastag #gemahortaleza.

Las fotos y mi agradecimiento a J. Luxe por ellas. ¡Gracias!

martes, 2 de diciembre de 2014



Como siempre, para mí es un placer presentar esta, mi tercera exposición individual, que tendrá lugar en el Centro Cultural Hortaleza durante todo el mes de diciembre. Para quienes quieran venir a la inauguración, estaremos el viernes 5 a partir de las 19h. con la fotografía como excusa para reunirnos y disfrutar de un coctail que prepararé a través de Gema en tu cocina.

Os comparto el texto de la muestra, así como el evento en Facebook donde os podéis apuntar. Y recordad, podéis tuitear si visitais la expo con el hastag #gemahortaleza

¡Os espero!




Fotografías pictóricas.
Sueños y otras manifestaciones del alma fotográfica.


En el año 2013, alimentada por otras fotografías del pasado reciente, creció en mí una inquietud en torno a la manifestación pictórica a través de la fotografía. De este modo comencé a encontrar piezas bañadas por la luz del Barroco en las estampas de mis viajes. Un retrato a una mujer en Oslo que bien nos podría recordar a la lechera de Vermeer con tonalidades más claroscuras, un bodegón natural en un rincón de un pueblo con encanto de Extremadura. Una niña bereber en un escorzo repleto de esa fuerza serena clásica.

Todo ello iba formando un compendio de imágenes, acompañadas de paisajes de lugares tan mediterráneos como Mallorca o La Toscana italiana, que iban dando empaque a un discurso basado en esa manera de trasladar la pintura a la fotografía. Sin texturas superpuestas, sólo representada por el uso de la luz y del color.


Es un proyecto abierto puesto que espero seguir en esta línea, pero con esta exposición mostramos un adelanto, invitando al público a reflexionar sobre el papel que jugó la fotografía tras su invención en la manera de observar nuestro universo y cómo volvemos una y otra vez a esas raíces pictorialistas tomando como referencia la historia de la pintura. Espero la disfrutéis tanto como yo realizando estas postales. 

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *