Fotografías de autor

Fotografía social

Fotografía de producto

lunes, 30 de agosto de 2010



La semana pasada hubo un momento en el cual el cielo se cubrió de gris, una especie de neblina cubría los tejados, apenas se divisaba nada. Diez minutos más tarde, miré hacia la ventana de la cocina y... de esas pocas veces, una luz anaranjada le estaba otorgando al entorno un color especial. Me asomé y de nuevo se veía la ciudad ahora cubierta por los últimos rayos del sol. Descansé. Había vuelto la calma.

viernes, 27 de agosto de 2010



Hay días en los que te levantas y tienes tanto que hacer que no sabes por dónde empezar. Centrifugas el cerebro una y otra vez. Ordenando ideas, apuntando prioridades. Pero tú mente se dispersa. Pasaste mala noche, no quieres pasar un mal día. Centrifugas. Al fin ves un rayo de claridad que te traspasa. Te sientes bien, con ganas de echar para adelante. Te duchas, comes algo y sales a la calle cámara en mano. ¿Quién buscará mi objetivo? ¿Quién se atreverá a cruzar sólo una mirada? Centrifugando ideas, descartando idioteces, mi mente sigue....

miércoles, 25 de agosto de 2010



Claudia despertó una mañana un tanto confusa, miró a su alredor y no encontró ningún resto de la noche anterior. En calma, se acercó a la ventana y posó sus ojos en el horizonte. No vio nada. Cerró los ojos, respiró hondo. El olor a tierra mojada inundó su cuerpo. Se sentía libre. De pronto se vio descalza en medio del bosque, el mismo al que solía acudir de pequeña. Nadie a su alrededor, ningún ruido, sólo los patos en el lago interrumpían la calma. Recordó las viejas vías del tren, la hierba las había cubierto con el paso del tiempo, pero ahí seguían, esperando el vagón cargado de ilusiones y sueños que nunca se cumplieron. Claudia no quiso abrir los ojos. Siguió caminando, soñando, perdiendose entre senderos desiertos y, dejándose atrapar por las luces del atarceder, decidió quedarse a vivir en aquel refugio de libertad para siempre.


Click AQUÍ FREEDOM en Flickr

viernes, 6 de agosto de 2010



Apoyada en la repisa de mi cuarto, mirando al vacío de la soledad, paso los días de agosto. Más "Lost in translation" que nunca, naúfraga entre webs de academias que cierran por vacaciones, instrucciones de lavadoras y avisos en el ascensor que no termino de entender, las horas pasan... Oigo las campanas de la iglesia a lo lejos, es el angelus de las doce. Oigo el móvil, es el "handyman", viene a la una a ponerme las cortinas para evitar los desvelos del alba. Hasta otra. XOXO.

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *