Fotografías de autor

Fotografía social

Fotografía de producto

domingo, 31 de agosto de 2014



Ahora que estoy más metida en posts dedicados a los viajes, tengo la sensación de que mis fotos han perdido ese toque mío de entender esta disciplina para hacerlo más documental en pro de que los edificios, paisajes y rincones se vean lo más fieles posibles a la realidad. Pero, ¿qué realidad? ¿A la que estamos acostumbrados siguiendo unas normas de composición y colores? ¿La realidad que el propio fotógrafo quiere expresar? 

Pensando que había dedicado mucho más tiempo en retratar el viaje de forma más documental carente de personalidad, es ahora cuando revisando el portfolio me he topado con muchas imágenes que me representan tal y como soy. Aquellas donde pongo la mirada en detalles. Donde relego lo monumental a un segundo plano. Donde lo que me importan son las historias cercanas más que las grandes composiciones.

La Toscana da para ello. Dentro de esa sensación de proximidad, al fin y al cabo es como si nos adentrásemos en nuestra Castilla pero añadiendo más colinas y caminos al paisaje, es un lugar donde los pueblos se nos antojan casi iguales excepto por pequeños o grandes matices que los diferencian. A La Toscana le sientan muy bien las fotos, quizá aún más que lo que vemos con nuestros propios ojos. Sin embargo la sensación de frondosidad del paisaje me ha cautivado, con un verdor que pensé no encontraría en agosto.

Aquí os dejo varias fotos a la espera de un reportaje más amplio y por fascículos para "Los viajes de G". Espero disfrutéis viéndolas tanto como yo admirando todo aquello.

Reflejos de la Torre de Pisa

Dibujante en Pisa

Letrero en Pisa

Frente al Puente Veccio en Florencia

Puente Veccio, Florencia

Motos en Florencia 
Robado en frente del Palacio Pitti en Florencia

Cerca del Puente Veccio en Florencia

Dibujante en Florencia, cerca del Puente Veccio

Debajo del Puente Veccio

Robado en Florencia

Detrás de la Plaza de la Signoria en Florencia

Plaza de La Signoria en Florencia, los turistas como base de la escultura

Copia del David de Miguel Ángel en la plaza de la Signoria en Florencia

Desde el Palacio Veccio hacia la Plaza de la Signoria

Dentro del Palacio Veccio

Detalle del Rapto de Proserpina en la Loggia de la Plaza de la Signoria

Cabeza de Medusa del David de Cellini en la plaza de la Signoria

Detalle de escultura en la Loggia de la Plaza de la Signoria, Florencia

Heladería en Florencia

Bicicleta en Florencia

Otra bicicleta en Florencia

Detalle del cartel de Martini en Florencia

Detalle de un Tío Vivo en Florencia

Calle de Florencia con letreros típicos

Robado enfrente de la Estación de Florencia

Vista de San Gimignano

Tienda de San Gimignano

Detalle en San Gimignano

Reflejo de la plaza de San Gimignano en 600 nupcial

Reflejo de una de las torres de San Gimignano en 600 nupcial

Detalle en Volterra

Vista de una plaza en Volterra

Vista de Volterra desde las ruinas Estruscas

Las caravanas son muy típicas en La Toscana

Reflejo de una plaza en Arezzo

La gran plaza de Siena al fondo

Pozo en un patio de un palacio de Siena

Detalle de la gran plaza de Siena

Bicicleta en Siena

Calle de Siena

Paisaje típico de La Toscana y sus caserones

Paisaje típico de colinas en La Toscana

Detalle de ropa tendida en Bagnoregio, región del Lazio (no Toscana)

Detalle de una calle en Civita di Bagnoregio, región del Lazio (no Toscana)

La espectacular vista de Civita de Bagnoregio, región del Lazio (no Toscana)

Calle de Bagnoregio, región del Lazio (no Toscana)


También os quiero compartir un trabajo más personal si cabe, donde he ido recogiendo analogías entre las esculturas y las personas que se han ido encontrando con mi cámara.

lunes, 25 de agosto de 2014



Ya sé que soy fotógrafa y que por tanto tendría que dar ideas sobre aquellas soluciones que nos llevaran a nuestro terreno, pero lo cierto es que he buceando por Pinterest encontré ciertos recursos que me encantaron para los libros de visita.

Normalmente estos libros suelen ser parte del trabajo del fotógrafo o del diseñador, el cual ofrece una solución para que los invitados dejen sus deseos de felicidad a los novios. Para ello, el fotógrafo puede valerse de las fotos pre boda (hechas con bastante antelación) y con ello, no sólo utilizarlas para la invitación, sino también para este detalle, diseñando la portada con fotos así como páginas interiores y haciéndolo con ello más personal.

Pero he encontrado otras ideas que me han fascinado y que os comparto a continuación:

Una original manera de dejar mensajes a los novios en forma de cartitas

Esta solución para viajeros me encantó, y más teniendo un globo en mi despacho que podría darle este uso

Ideal para músicos

Las pinzas siempre representan un recurso muy coqueto

¿Qué mejor que dejar mensajes en una botella?

Photocall con mensaje, una estupenda idea que suelo incluir en mis reportajes de boda

Otra idea fantástica para los que añoran las polaroids

¿Un puzzle para dejar mensajes? ¡Sí!

Para mí lo importante en una boda es reflejar la personalidad de los novios en todos los detalles, por ello, partiendo de estas ideas y adaptándolas a los gustos de cada pareja, las posibilidades pueden ser infinitas. Sólo hay que pensar un poquito y ser creativo. Si crees que puedes llevar a cabo algo imaginativo y necesitas darle forma y tener asesoramiento, no dudes en contactar conmigo. 



Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *