Fotografías de autor

Fotografía social

Fotografía de producto

viernes, 28 de noviembre de 2014

Queremos sumarnos al cada vez más celebrado Black Friday en estas latitudes, ya que es una tradición que tiene lugar en EEUU justo después de Acción de Gracias. Por aquí no nos hemos comido ningún pavo, pero estamos encantados con todas las ofertas que salen a la luz estos días. 

Por ello, desde Xataka Foto os animo a ir comprobando un post, que se mantendrá en continua actualización a lo largo del día, con las ofertas detalladas de varias páginas con los mejores descuentos. 



Y nosotros también nos sumamos al carro del Black Friday, aprovechando la inauguración de nuestro estudio, con una oferta que alargaremos en lo que hemos llamado White Weekend con beneficios del 20% de descuento para todas las sesiones realizadas en estudio. Sólo se podrá reservar durante este fin de semana, pero se podrá canjear durante todo el mes de diciembre. Ya sabéis, es la excusa perfecta para vuestros regalos navideños si estáis pensando en sorprender, con algo a priori menos visto, aunque cada vez cuente con más adeptos.

lunes, 24 de noviembre de 2014



En la empresa donde trabajé varios años siempre era la encargada de diseñar la postal navideña cuando se acercaban las fiestas. En todos esos años enviábamos las tarjetas vía correo electrónico, por ello solía diseñar alguna cosita con flash, para darle movimiento y hacerlo más divertido. Ahora parece que hay una tendencia hacia los diseños estáticos, cosa que agradezco porque evitamos en cierto modo esa tendencia hacia lo recargado.

Mis diseños siempre se han caracterizado por ser directos y sencillos, de ahí que para la creación de postales navideñas, encontrase en la fotografía un lugar donde sentirme cómoda visualmente. Tanto en fotografía fija como en vídeo, las ideas pueden ser infinitas, lo que hace que desde www.3dfoto.es estemos encantados con la idea de materializar vuestros sueños. Os cuento:

Felicitar la navidad con una fotografía en forma de postal

Una forma de volver a la postal y con ello alimentar más aún esa tendencia hacia lo vintage, es con la creación de postales a partir de alguna de las fotografías realizadas durante la sesión. Una forma bonita como regalo a nuestros familiares, ya sea para enviar por correo o como recuerdo adjunto a los regalos de Reyes.

Felicitar la navidad con fotografías en una tarjeta de navidad

Aquí nos volvemos un poco más clasicotes creando tarjetas navideñas con un collage de las diferentes fotografías realizadas durante la sesión. El resultado es un poco parecido a los recordatorios que solemos diseñar para la comunión, pero engalanado con motivos muy cucos que hacen referencia a estas fiestas.

Felicitar la navidad con un póster de 30x40 cm montado sobre FOAM

Es otra opción dentro de las posibles, porque las fotografías en grande siempre lucen, aunque a mí me guste trabajar a pequeña escala. Además podría funcionar como regalo perfecto para los abuelos, ya que tendrían así un recuerdo de sus nietos en un tiempo en que ya no sabemos qué regalar. Esta solución la hemos trabajado para varios encargos de cumpleaños o día de la madre y ha funcionado muy bien, ya que al ser fotografías realizadas durante una sesión de fotos, la persona a quien se lo regalan no las ha visto con anterioridad y siempre queda sorprendida.

Felicitar la navidad con un vídeo



Desde www.3dfoto.es estamos trabajando para ofrecer vídeos que cuenten historias, de ahí que prestemos mucha atención a las localizaciones y al guión para así conseguir pequeños cortos donde exista algo más que una acumulación de fotogramas. A través del simbolismo, de los guiños, de la música, para esta Navidad tenemos muchas ideas que nos encantaría desarrollar. Una bonita forma de felicitar estas fiestas por whatsapp, por correo electrónico o a través de las Redes sociales que no pasará inadvertido.

Felicitar la navidad con un álbum fotográfico

Otra idea que podría surgir de la sesión de fotos, es la de realizar posteriormente un álbum para regalar. Diseñado por nosotros e impreso con los mejores profesionales sería una forma bonita de darle salida a las fotografías también con un guión acorde a estas fechas.

Felicitar la navidad con una cajita llena de fotografías

También se puede optar por la impresión de las fotografías en tamaño 10x15cm montadas sobre passe par tout y obsequiarlas en una cajita que habremos preparado para la ocasión, con textos y lemas que hagan referencia a estas fiestas dentro de un formato que cada vez cuenta con más adeptos, sobre todo en la fotografía de bodas. Pequeños recuerdos que enamoran.

Y por último, pero no menos importante, felicitar la navidad con postales virtuales

Con vuestras 10 fotografías editadas de la sesión, incluimos el diseño de una postal virtual para enviar a nuestros contactos por whatsapp, mail o redes sociales. Un complemento más para aquellos que su medio de contacto fluye a través de la fibra óptica y los datos 3G.

En resumen

Ideas hay muchas y más que van surgiendo gracias a la imaginación de nuestros clientes y a lo que visualizamos en este mundo tan creativo. Nosotros estamos abiertos a cualquier sugerencia, idea, proposición o locura que se os ocurra, somos así de valientes y es por eso que amamos este trabajo. No quiero felicitar la navidad aún, que aún le estamos dando los últimos detalles para poder hacerlo de la mejor manera que sabemos, ¡con fotos!

Por cierto, la fotografía de nuestro cartel está realizada gracias a la colaboración estelar de nuestra 4D, Eva Herrera, cuya magia y su sensibilidad siempre es bienvenida en nuestras sesiones.



jueves, 20 de noviembre de 2014



Si algo tiene la fotografía de bodas actual, es esa capacidad para transmitir emociones a través de los sentimientos de la pareja. El sábado pasado, durante el I Congreso de Fotografía de AFOTAR (Torrejón de Ardoz), descubrí a la fotógrafa Sara Lobla emocionalmente, lo que me llevó a empatizar con sus palabras durante buena parte de su intervención.

Hace unos meses, durante una sesión preboda, me llevé a toda la tropa de ayudantes por Madrid. En mi caso soy mucho de observar a la pareja, ver cómo se comportan, cómo manifiestan su amor. Siempre he sido incapaz de obligar a nadie a que se bese o se de un abrazo si no lo siente en ese momento, por eso, cuando me hicieron un comentario de que les guiase para un posado inventado, me negué rotundamente. 

En ese punto es en el que coincido con Sara. Me gusta dejarles que manifiesten su amor naturalmente, porque no todas las parejas lo hacen de la misma manera. Hay quienes no paran de darse besos, hay quienes propagan su amor tímidamente, con miradas, con gestos. El fotógrafo tiene la misión de saber capturar esos momentos, donde bajan la guardia, donde no están posando, porque sólo ahí se encuentra naturalidad, sólo ahí se encuentra verdad.



De ahí que muchas veces me encuentre con composiciones de una escenografía impresionante pero que me dejan fría, precisamente por lo artificioso del momento. Es una manera de sentir la fotografía. Siempre me ha gustado esperar al momento, ser paciente. Por ello igualmente me gusta trabajar sola, porque encuentro una mayor concentración, porque los novios también están más relajados. Porque es más fácil que se cree la magia.

Uno de los mejores momentos de esa sesión preboda, fue, cuando tras un par de horas haciendo fotos, nos sentamos en una terraza para sofocar la sed del verano madrileño. Los novios, que apenas habían comido, me regalaron uno de los momentos de mayor complicidad de toda la tarde. Un acto espontáneo, sonrisas, miradas de ternura. Y en ese momento yo estaba sentada con ellos, relajada, simplemente dejándome llevar y captando aquello. Recuerdo que me dijeron "no paras un momento", pero precisamente ese momento sabía que iba a darnos buenas fotografías.

Este es sólo uno de los puntos para transmitir con la fotografía de bodas, el que yo intento sacarle más partido. Para otros novios o para otros fotógrafos habrá otras maneras. Porque al igual que no todos manifestamos nuestra amor de la misma manera, no todos somos capaces de sentir la fotografía del mismo modo. ¿Vosotros qué hacéis para transmitir con vuestras fotos?

martes, 18 de noviembre de 2014


Una de las estaciones más sensacionales para salir a hacer fotos corresponde al otoño. Es una época fantástica para realizar sesiones preboda o postboda, embarazadas, familias... Sobre todo muy propicio si se escogen las horas del atardecer, donde los ocres se potencian y el tono dorado se vuelve más espectacular.

Aquí os dejo un ejemplo de lugar al cual podéis ir, o podemos ir si te apetece una sesión. Son fotografías donde agradezco la paciencia de J. Luxe por dejarse hacer fotos mientras cogía níscalos, donde la única luz que había es la que se colaba entre las copas de los árboles y donde la magia de ese mundo de setas se podía respirar en cada esquina.

Espero que os gusten, podéis visitar mi portfolio o entrar en www.3dfoto.es para consultar cualquier tipo de trabajos fotográficos que ofrecemos. Pero recordad que hay que darse prisa si aún se quieren encontrar estos lugares tan maravillosos. Yo estaré encantada de hacer realidad vuestros sueños en materia gráfica. Y como plus, no dejéis de ver el vídeo que comparto al final ;)


 
























martes, 11 de noviembre de 2014


A veces, cuando uno no está metido en el mundillo fotográfico, la sensación que se tiene de los que despuntan dista de ser fiel a la realidad. Un fotógrafo, por razones que ya hemos hablado en otras ocasiones tiene por lo general, como fin, que su trabajo sea reconocido y alabado. Una especie de fama que sería muy similar a la que espera un cantante o un actor.

Quiero matizar que detrás de un fotógrafo famoso no tiene porqué haber necesariamente fotografías buenas. Pero, ¿qué entendemos por buenas imágenes? Una respuesta que dejamos en el aire porque vamos a centrarnos en esas características que hacen que un fotógrafo sea conocido.

El fotógrafo que expone en salas importantes o ferias

Normalmente, y si dejamos a un lado los fotógrafos consagrados, cuando vemos a un autor que expone su trabajo en galerías de cierto calado o lugares con gran visibilidad, debemos tener en cuenta que para llegar a ello ha tenido que pactar unas comisiones con el espacio, unos gastos de gestión, y todos los gastos de impresión que las fotografías necesitan, aunque la publicidad corra a cuenta del lugar de exhibición. Lo mismo ocurre cuando una galería quiere llevar tu trabajo a una feria o se quiere exponer por cuenta propia en una feria. Los gastos de exposición son necesarios y esos los tiene que cubrir el autor. Por lo tanto, aquí vemos que hay inversión, dinero al fin y al cabo.

El fotógrafo que sale con trabajo de una escuela

Cuando se pagan cifras astronómicas por ciertos masters fotográficos o por cursos intensivos, si uno sabe moverse en el circuito y se codea con gente interesante, puede llegar a salir de esa formación con una cierta facilidad para buscarse la vida dentro del medio. De nuevo inversión, dinero. Y si me permitís, grandes dotes para la comunicación (RRPP).

También cabe decir en este punto, que muchos fotógrafos que exponen en galerías, vienen de una formación académica en Bellas Artes y, por tanto, saben moverse dentro del circuito, aprovechando sobre todo las becas otorgadas para realizar sus proyectos. Han estudiado, espero, marketing para artistas y la labor la tienen adelantada.


El fotógrafo que imparte talleres

Si hablamos de dotes para la comunicación, una salida que hace que nuestro trabajo sea reconocido, es la de usar nuestros conocimientos para impartir cursos. De esta forma nos haremos un hueco entre los aficionados a la fotografía, aumentando con ello nuestra visibilidad a la hora de captar clientes por dos vías, la comercial con nuestro trabajo fotográfico y la formativa con nuestra experiencia. Fotógrafos que imparten talleres y que al mismo tiempo exponen y escriben libros, los hay y se están ganando la vida (o un extra) con ello.

Cristina García Rodero en su última exposición

El fotógrafo que escribe libros

Hilando con el apartado anterior, los fotógrafos que escriben libros así como los que crean fotolibros, están más expuestos a un reconocimiento. Ello les da visibilidad no sólo exponiendo sino que en la presentación de los libros ya acude público, ese libro tiene más opciones de venderse que las fotografías y un largo etcétera de beneficios que hacen que la inversión inicial, de tiempo y dinero para su realización, cobre sentido.

El fotógrafo que escribe en blogs

Si hablamos de escribir, hay una corriente que ha surgido con internet y que ha llevado a muchos fotógrafos a contar su experiencia mediante blogs. Ya sea personales o colaborando con entidades de cierto prestigio, las puertas parecen abrirse más gracias a este tipo de trabajos. Por mi experiencia en este campo, os digo que sí es una forma de que te tomen más en serio y de que los diferentes sectores dentro de la fotografía quieran hacerse eco gracias a tus palabras escritas en los blogs, aunque a nivel de público/cliente las estadísticas no sean tan favorables, porque al fin y al cabo los que te conocen son fotógrafos y no clientes potenciales.

El fotógrafo que viaja

El reconocimiento viene dado en muchos casos por trabajos que han sido realizados en lugares exóticos o alejados de nuestro enclave más inmediato. También en ocasiones patrocinados por alguna marca que quiera estar presente en esa expedición, por becas que sufragan, crowfoundings o el dinero invertido por uno mismo y el tiempo reservado de las vacaciones del trabajo que realizan habitualmente y que en ocasiones está desvinculado al mundo fotográfico. Aquí también meteríamos a esos fotógrafos buscavidas que se van a vivir a ciudades más punteras artísticamente.

El fotógrafo que encuentra padrino

Por último un punto que es clave para aquellos cuyo trabajo empieza a ser conocido por ser tocados por la varita mágica de un padrino. Esa persona que te muestra a la comunidad, que confía en tu trabajo porque se ha quedado maravillado y que te abre las puertas a la fama casi de forma inmediata. Para ésto hay que tener suerte, estar en el lugar adecuado en el momento oportuno.

En resumen

No sé si me dejo algún punto o si tenéis opiniones al respecto. Esto es básicamente un resumen de lo que observo a mi alrededor. De lo que verdaderamente se esconde detrás de fotógrafos que despuntan, donde en la mayoría de los casos lo que hay es una gran inversión monetaria para llegar a obtener esa visibilidad.

martes, 4 de noviembre de 2014



Cuando vayáis a una boda y veáis a un fotógrafo que está usando un objetivo pequeño, no penséis con ello que está utilizando una cámara de menor calidad. De hecho seguramente esté usando un 35mm o un 50mm, unas ópticas que en los reportajes de bodas cada vez tienen más adeptos por la proximidad y la sensación de reportaje a la "maniera" americana que ello supone.

Es habitual escuchar comentarios, sobre todo cuando llevo puesto un teleobjetivo, de que con mi cámara debo hacer buenas fotos. Pero si es verdad que cuando cambio a una focal fija, la gente ya no está por la labor de comentar tanto. Pero me hace gracia y yo sigo diciendo que mi cámara no es tan buena, que si hago fotos medianamente buenas es porque le pongo muchas ganas. Mitad por reivindicar el valor que se le debe dar a un fotógrafo, mitad porque en cierto modo es verdad.

Hay un error generalizado en todo ésto. Cuando se contrata a un fotógrafo para una boda, se hace porque se confía en él como autor de las fotografías, no se contrata el valor de la cámara que lleve colgada al cuello. De ahí supongo que ha venido toda esa oleada de "Pepito me va a hacer las fotografías porque se ha comparado un camarón".

Por éso, si en una boda véis que el fotógrafo porta con un objetivo pequeñito, no os asustéis, probablemente os esté haciendo las mejores fotos de vuestra vida.

Fotografía de nuestro último reportaje de bodas con www.3dfoto.es




Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *