• Ruta por el Valle de Ourika, Marruecos

    Uno de los días de nuestra estancia en Marruecos fuimos a conocer el Valle de Ourika, al menos su zona más próxima. Un mundo aparte un poco alejado de la bulliciosa Marrakech (que vendría a ser lo que para los madrileños es nuestra sierra), lugar donde pasan el verano o escapan los fines de semana. Gracias al río y al clima de montaña, es un sitio muy agradable, con espacios curiosos como los chiringuitos con sofás que se sitúan en varios puntos del paseo fluvial. 

    Los pueblos, con sus casas de adobe, mantienen también las temperaturas. Son alojamientos humildes con pocas comodidades pero turísticamente muy atractivos, por lo menos para los españoles por el recuerdo a nuestros pueblos hace años. Hospitalarios, nos mostraron la ceremonia del té e invitaron a pan con miel, aceite y mantequilla casera.

    En el valle de Ourika también se encuentran las cooperativas de aceite de argán. Allí trabajan mujeres divorciadas o en situación de exclusión social, trabajando las semillas para conseguir de manera artesanal ese aceite de sabor tan preciado, además de otros derivados para el uso cosmético.

    A continuación os comparto imágenes de ese paseo por el Valle de Ourika, muchas de ellas tomadas desde el propio autocar, pero que quería mostrar porque nos sitúan dentro del paisaje, de sus curiosidades y las costumbres de la cultura Bereber.




    Carnicería
















    Cocina en la casa típica Bereber






    Pan, mantequilla casera, miel y aceite

    Ceremonia del té en una casa típica Bereber

    Nuestro compi Rafa partiendo pan en la casa típica Bereber



















    Mujer en la coperativa moliendo las semillas para conseguir aceite de Argán


    Estampa típica del Valle de Ourika


    Típicos puentes de madera

    Lo más singular del Valle de Ourika, los sofás a lo largo del río


    Tajines típicos






    Adolescentes jugando con el agua




    De las pocas florecitas que vimos







    Trabajos en el campo


    Ellos también se echan siesta


    Tienda de ultramarinos y surtidor de gasolina



    Trabajos de carpintería

    Antes del comienzo de la subida a Ourika

  • Te puede interesar

    1 comentario:

    1. Enhorabuena, Gema. Aquí hay sensibilidad creativa y técnica. Joan, Sabadell

      ResponderEliminar

Todas las novedades

Translate