martes, 10 de octubre de 2017


Fotografiar una boda en un contexto tan maravilloso como Asturias es todo un regalo. Septiembre se abría con Llara y Kike y su hermoso prado en Colloto, decorado para la ocasión, lleno de detalles a todo color. Como un sueño era poder realizar algunas fotografías en el entorno del Monte Naranco, con sus monumentos prerrománicos. Una boda que nos regaló un sol increíble y unas estampas que ya quedan guardadas en nuestra retina y en la de todos los invitados, que disfrutaron de la mejor sidra y los mejores platos asturianos en una velada que se extendió hasta altas horas de la madrugada.




















































































































































0 comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *