¡Bienvenidos!

GEMA S. NAJERA

Fotógrafa de bodas profesional Historiadora del arte y escritora Entiendo la vida como texto e imagen

miércoles, 5 de octubre de 2016

Cómo utilizar la luz ambiente en una sesión de preboda

  • octubre 05, 2016
  • by
Lo sé, hay ocasiones donde por mucho que tengas una pareja maravillosa, el tiempo no acompaña y, aunque los días nublados son los más idóneos para trabajar en fotografía ya que matizan la luz evitando esos contrastes que tan poco nos gustan, hoy os quiero enseñar varios ejemplos para tratar esa iluminación fuerte del sol a través de una sesión de preboda.

Podrás encontrar cada explicación en el pie de foto, espero que os inspire y os entren ganas de salir a afotar, incluso en días donde el sol está más potente que nunca.

Próximamente os contaremos cómo resolvimos el final de la sesión con luz artificial, pero ¡sin flashes! Si queréis saber más, os invito a estar muy atentos a Alternativ Agency, donde estamos impartiendo una serie de cursos para buscarle creatividad a la luz. 


En este caso probamos a situarles en un claro con una luz de frente a la cámara muy potente. Dirigiendo a la pareja en la colocación adecuada, conseguimos un pseudo flare en ella, mientras que a él le llega una luz trasera muy bonita, casi silueteándole.



Utilizar la arquitectura para un plano más general es una buena opción. Buscaremos colocar a la pareja en un claro, para así jugar con las sombras llevándolas a fuerte contraste. Por un lado potenciamos crear un ambiente y por otro le dotamos a la foto de varios planos pero centrando la atención en los sujetos.


Los túneles siempre nos dan sombras interesantes, aquí, ese medio arco nos ayuda a centrar la atención en los novios.


En este caso, entrada la tarde, la luz más baja ya nos proporcionaba una luz más suave. Con la pareja relajada, y situados también en un claro de luz, probamos a alejarnos para crear una instantánea con un poquito de ambiente, para ello se desenfocó el verde del primer plano y se buscó que quedasen iluminados en medio plano, para centrar la atención en ese gesto de sonrisas.


El recurso del contraluz es siempre efectivo si logramos que la pareja se vea identificada en el conjunto del plano. Para ello, les coloremos por delante del sol, buscando que todo lo representado aparezca en sombra, y sobre todo, dirigiéndoles para que no aparezcan como un pegote sino bien definidos.


Esos contrastes de luz tan fuertes también proporcionan sombras interesantes. Aquí los novios miran hacia el horizonte, pero su sombra hace que parezcan estar mirándose el uno al otro. Es probar, dirigirles y colocarles para que el efecto sea el que deseamos.


Cuando el día ha sido muy fuerte en cuanto a iluminación del sol, es probable que nos quede un previo al atardecer con tonalidades doradas, en este caso, colocados en el interior de una arquitectura donde entraba un rayo de luz, se jugó a oscurecer el fondo para que esa luz solo bañase a la pareja. (Es el mismo lugar de la foto anterior, solo que cerrando el plano).

Historiadora del arte y fotógrafa de todo tipo de reportajes, aunque más centrada en la fotografía de bodas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

GEMA S. NAJERA
+34 637 970 879
Madrid, España

¿Me envías un comentario?

Todas las novedades

Translate