• Susúrrame


    Susúrrame al oído que me quieres, dime que sin mí no
    eres nada. Anoche, viniste a buscarme y llenaste de
    luz mi corazón. Después, azotaste mi cuerpo y me
    dejaste aquí, postrado en la cama. Ahora mi vida es
    sólo un espejismo de sueños, es un río que corre sin
    agua por las profundidades de mi garganta seca. Las
    horas pasan, pero no se alejan. Yo, ingenuo, nunca
    pensé que llegaría a amarte, que enloquecería
    pensando cómo abrazarte. Eres una diosa, fría como un
    suspiro que se escapa en invierno, pero a la vez
    cálida como un beso. Pretendo que esta vez no
    escapes. Por eso, vuelve esta noche y lleva mi alma
    lejos de este cuerpo sin vida a un lugar donde el
    infinito sea el principio de la eternidad.
  • Te puede interesar

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

Todas las novedades

Translate