Navigation Menu

Luz verde



Sé que el viernes ha llegado cuando, pasando las nuevas torres de Madrid, mi mirada se posa siempre ante una luz verde que parpadea en no sé qué piso de una de ellas. Sólo me ocurre los viernes, el resto de días lo paso por alto. Inexplicable. Una señal que me avisa dándome luz verde al fin de semana. Curioso. ¿Qué habrá en esa planta? ¿Quién ocupará ese despacho? A veces pienso en cómo sería trabajar en el último piso contemplando todo Madrid. Es como imaginarse en algún rascacielos de Nueva York, teniendo ante tus ojos el Empire State Building. El mundo está lleno de sueños y, a estas horas sola en la oficina, ¿qué tiene de malo dar luz verde a mi imaginación? Soñar es gratis, no déjeis nunca de hacerlo.

0 comentarios:

Left Slider