martes, 13 de julio de 2010



Un viejo sillón abandonado. Nubes de tempestad. La soledad se palpa en la tierra seca. Lo sé, te dije que no regresaría. Espérame sentado. Hace tiempo, mientras en mis ojos podías ver las lágrimas brotar, pensaba que ese sería el último instante en que volvería a verte. Lo sigo pensando, cada día se acentúa más. Espérame sentado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *